El destino pionero de las Islas Canarias, se muestra como un destino contemporáneo y con identidad propia, listo para esta reapertura del mundo turístico 

Puerto de la Cruz busca situarse como una ciudad atractiva y única dentro de la formidable y competitiva oferta que este año sí llenan los stands de la feria de turismo más importante del mundo. Con el lema Puerto de la Cruz, Ciudad Contemporánea, el destino pionero de Canarias vuelve a FITUR para enseñar todas esas virtudes que la convierte en una ciudad y en un destino turístico donde el residente y visitante disfrutan en total armonía el uno del otro, donde se dan la mano el turismo con la vida de una ciudad abierta, atractiva, acogedora y llena de encantos.  

La ciudad viaja a Madrid con las maletas cargadas de ilusión, subrayando ese  “Redescúbrete, redescúbrenos”, que propició el primer impulso en busca de la recuperación, adaptándose a la nueva coyuntura de relanzamiento del turismo ya con la vacunación muy avanzada y  con las fronteras abriéndose de par en par con los mercados más potentes del destino Puerto de la Cruz. Con un flujo de viajeros diverso y estacionalmente distinto, un destino urbano como el Puerto se distingue de los destinos de sol y playas exclusivamente. 

 “Cabe destacar como bandera ese mensaje que hemos consolidado entre todos los agentes participantes, la institución, la ciudadanía y el sector dando sobrado ejemplo de profesionalidad. En estos momentos podemos afirmar que el Puerto es una ciudad segura sanitariamente y para que llegue a todos los oídos del mundo nos promocionamos como una ciudad tan viva como segura”, subraya el alcalde Marco González. Además, se ha garantizado que, a través del Instituto de Calidad Turística Española, el municipio sea reconocido con el distintivo de Safe Tourism, que lo posicionará en el mapa turístico como un destino acreditado en la gestión segura de los espacios públicos tales como las playas, los museos, o el Lago Martiánez, entre otros. 

Calendario de eventos único en Canarias 

Asimismo, el destino llega a Madrid con un calendario de actividades ya programadas y en el que su mejor aval es que ya el año pasado esta programación se mantuvo con un extraordinario éxito de público y de crítica. “Hay que poner en absoluto valor que hemos sido un municipio que hemos seguido funcionando al 100% durante la pandemia, sobre todo en el ámbito cultural y de todos los eventos, que se consideran un atractivo clave para el sector y constituye un activo para un destino que genera confianza en los profesionales”.  

Más de 10.000 personas disfrutaron de la Cultura sin contagio alguno pero sobre todo disfrutando del talento que se respira en la ciudad. Se garantiza pues la celebración de MUECA. Festival de arte en la calle, del PHE FESTIVAL, el Festival Jazz Canarias y Más en su 30 edición, el Festival Periplo de literatura de viajes y aventura, el Festival Bach y de Música Barroca de la Coral Reyes Bartlet, el Oktober Fest organizado con el CIT junto al Puerto de la Cruz en Flor o el Festival de Agatha Christie que son capaces de atraer la atención de nuestros visitantes más fieles.  

Muchas otras iniciativas como el Carnaval de Verano, el Peñón Rock o el Soul Lake, nos garantizarán, entre otros, mostrar una oferta inigualable en toda Canarias.  

Junto a esta oferta única, la ciudad sigue trabajando para afirmar que somos un destino turístico inteligente, plan que se está ejecutando en estos momentos a través de Red.es y que sitúa directamente al municipio en su digitalización. “Constituye un salto cualitativo en ese sentido que nos catapulta a la Smart City, una ciudad capaz de ofrecer al visitante una experiencia tecnológicamente adaptada los tiempos, para no perder ninguna oportunidad que ofrece el destino vivo”. Además, en estos momentos se está apostando junto al sector hotelero por la diversificación. “Trabajamos en la búsqueda de nuevos nichos de mercado como son el workation y los nómadas digitales. En esta línea el sector hotelero ya está preparado para ello y tenemos, dada la variada oferta que existe, unas singulares condiciones que nos diferencian”.  

Riqueza climática y botánica, una ciudad jardín 

Y en un marco incomparable como es estar situado a las faldas del Parque Nacional de Teide, donde la ciudad disfruta de parajes naturales muy reconocibles, una Playa Jardín, un parque Taoro y un jardín Botánico que desde hace siglos interpreta la riqueza botánica de un lugar único en el mundo por las condiciones climáticas. “Trabajamos a favor de la consecución de esos Objetivos de Desarrollo Sostenible que tienen que ver con la protección del medio ambiente y de nuestro patrimonio y de hacerlo en conjunción con la profundización en la ejecución de herramientas como el Plan urbano de Movilidad y el Plan especial de protección del Conjunto histórico para realzar el valor patrimonial con el que cuenta cada lugar emblemático de la ciudad”. 

La ciudad se ha adherido al Pacto por los alcaldes, y ya se ha declarado la emergencia climática en la que se desarrolla el Plan por el Clima, que identifica la huella de carbono generada y pone en marchas nuevas iniciativas para combatirla. Toda esta estrategia enlaza con la necesidad de valorar los esfuerzos en busca de un turista cada vez con mayor conciencia y más exigente con la sostenibilidad de los destinos. En esta línea, la iniciativa Kilómetro cero distingue a todo nuestro sector hotelero y de restauración, capaz de llevar los productos del campo o del mar a la mesa. 

“Y además con las inversiones realizadas y previstas en eficiencia energética, podemos afirmar que somos de los municipios con mayor eficiencia energética del archipiélago”.  

La apuesta clara por situar al Puerto como un destino sostenible se ilustra con la consecución del sello Biosphere que premia la gestión de la joya de la corona del municipio, el Complejo Turístico Costa Martiánez del gran artista lanzaroteño César Manrique, un auténtico museo al aire libre único en el mundo.  

En el desarrollo de la innovación y vanguardia, se ha apostado por la realización de proyectos que van más allá de los eventos y que proporcionará a la ciudad en el corto y medio plazo la oportunidad de ser una ciudad de vanguardia, atrayendo al visitante más cercano a esa vanguardia tanto creativa como tecnológica a la ciudad que promete ser sede de un nuevo boom artístico, cultural y empresarial. “En breve dispondremos de la experiencia del primer Museo de realidad aumentada y estamos en pleno proceso y análisis de las nuevas narrativas, apostando por la nueva Bauhaus europea, donde el diseño pone en marcha proyectos que distinguen a Puerto de la Cruz, como ya lo hace nuestro Puerto Street Art”.  

Desarrollo imparable de la renovación del sector 

Y mientras todo esto sucede, Puerto de la Cruz es una de las ciudades que más apuesta tanto desde el sector público como del privado para renovarse y para el desarrollo de nuevos proyectos que hagan al visitantes aun más provechosa y placentera su estancia.  

En la actualidad hay en curso más de 30 millones de euros en relación a la remodelación y renovación de hoteles como el Taoro, el San Telmo, Los Príncipes, el Turquesa, el Botánico, entre otros. A esto se suma las numerosas inversiones públicas, entre las que destaca el Centro Insular de Deportes Acuáticos, que escenifica la apuesta insular en un municipio que tiene claro el binomio turismo deporte. Y que además va a ser el símbolo de una ciudad que pone el deporte en un lugar destacado dentro de su estrategia turística para atraer tanto visitantes como inversores.  

Eventos como la Tenerife Blue Trail o la Spartan Race, son hitos que reafirman esta apuesta íntimamente relacionadas con el denominado Turismo Activo, con multitud de empresas con las que disfrutar de la naturaleza realizando experiencias vibrantes como parapente, submarinismo o senderismo. Se han generado además unas rutas saludables y se ha trabajado para conseguir el sello Bike Friendly. “Nuestros hoteles ofrecen la disponibilidad que la aventura en bici sea una gran experiencia que pueda disfrutar de las extraordinarias vistas y rincones que hay en la isla”. 

Puerto de la Cruz siempre ha sido referente en las islas de ciudad tolerante e inclusiva, un ejemplo de convivencia y multiculturalidad, una tradición que ya es historia de la ciudad donde se mezclan razas, religiones, costumbres y eventos que la convierten en un pequeño mundo de 9 kilómetros cuadrados con infinitas posibilidades, siempre con esa capacidad de sorprender a quien la visita.   

Y por eso que se mantiene y que revive con los años esa identidad de un destino de décadas en el que todos sus rincones se imbrican para ofrecer al turista la mejor de las experiencias. Una ciudad con historia y con memoria, una ciudad que valora lo que tiene y lo comparte porque esta ciudad no es otra cosa que la suma de toda su ciudadanía a lo largo de los siglos, con sus tradiciones, sus fiestas, su oralidad y también su visceralidad y su creatividad a la hora de recordar lo que fue, lo que es y lo que será. “Una ciudadanía que venida de muy cerca o de muy lejos han confluido para Puerto de la Cruz solo haya uno y esté en el idílico norte de la isla de Tenerife”.  

Esta ciudad contemporánea aspira a que la conozcan o que la redescubran, a que se pierdan por sus calles, a disfrutar de su inagotable gastronomía y su comercio de calidad, con el mejor clima del mundo, llena de oportunidades que se disfrutan aún más en familia, en el ambiente más seguro del mundo. 

En definitiva, Puerto de la Cruz es una ciudad 10 y por ello aspira a estar en el Top ten de los destinos punteros. 

Escúchanos en Directo aquí